versione italiana
La Ultima Cruzada de Patricia Mónica Vena

Septiembre avanzado del primer año de este siglo XXI.
El otoño llegò temprano este año.
El otoño aquì es dulce, tiene colores casi irreales. Marrones, ocres, rojos y amarillos crean atmòsferas ùnicas. Antes de caer, las hojas nos muestran todo lo que saben hacer, nos regalan su caleidoscopio gigante.
El otoño aquì no es triste, està lleno de promesas: las noches junto al hogar, las caminatas en el bosque, recogiendo castañas y hongos, una linda nevada que cambie el paisaje hasta el punto de hacernos sentir en otro mundo por algunos dìas.
El olor de la leña empieza a invadir las callecitas del pueblo. Comenzamos a sacar la ropa màs gruesa. Es lindo ponerse el primer pullover de la temporada y sentir de nuevo el calor de la lana.
Este año, sin embargo, el otoño nos trajo la guerra, y todo me parece distinto, y no logro entender que se pueda seguir con la vida de todos los dìas mientras existe este drama a la vuelta de la esquina.
El mundo, o mejor dicho, los gobiernos del mundo, no pueden sentir este otoño. Se volvieron sordos y ciegos. O tal vez lo fueron sempre…
Me da miedo esta ceguera generalizada, me da miedo la indiferencia. Me da bronca la manipulaciòn de los sentimientos de las personas y de la informaciòn, la agudizaciòn del racismo, la sordera de los "grandes" y la incapacidad de los " chicos " para hacerse escuchar.
Hablan de " guerra santa ". Hemos caìdo en un nuevo medioevo. Las cruzadas programadas con la computadora. Ricardo Corazòn de Leòn ha atravesado el océano. Lleva una bandiera con franjas y estrellas.
Dos torres de su castillo han sido derrumbadas por los infieles y ahora todo el reino està preparado para combatir y castigar a los responsables.
Dicen que el mundo no serà màs el mismo. Es verdad, serà màs feo, la guerra logra afear todo, incluso el otoño.

UNA VIDA HECHA DE MIEDOS, DE PROHIBICIONES, DE HAMBRE

22 de septiembre

Ayer el presidente de los Estados Unidos dijo que serà una guerra larga y dura. Dijo tambièn que en esta guerra Dios no es neutral, sino que proteje a los Estados Unidos. Sentì un escalofrìo.
En estos dìas vemos continuamente imàgenes de ese lejano paìs, casi desconocido hasta ayer, que nos cuentan una vida hecha de miedos, de prohibiciones, de hambre.


LOS NIÑOS DE LA GUERRA

Ojos aterrorizados
mirada perdida
callan
los niños de la guerra.

Rostros sucios
panza vacìa
callan
los niños de la guerra.

Sin futuro
sin pasado.
Solo el presente
hambre y dolor.

No sonrìen
muchos no lloran
callan
los niños de la guerra.

No comen
no juegan
callan
los niños de la guerra.

¡Griten, niños !
¡Griten fuerte,
hagan temblar la tierra,
hagan màs ruido que las bombas !
¡Griten, niños,
hàganle entender
a la otra parte del mundo
que son de verdad
que no son imàgenes
de un noticiero !
¡Griten, niños,
hagan saber que existen
y quieren seguir existiendo !


EL QUE ESTE' LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA


24 de septiembre

Se empieza a hablar de armas quìmicas y nucleares.
En Nueva York se venden màscaras antigas a màs no poder. ¿Pronto nos veremos todos obligados a andar con esas cosas delante de la cara ?
Todos dicen que el ataque de los Estados Unidos està preparado, que puede empezar de un momento a otro. ¿Pero què ataque ? ¿Dirigido a quién? Dicen que es una guerra contra el terrorismo, pero ¿quién es el terrorismo? ¿Donde està? Podrìa estar en cualquier parte, por lo tanto cualquiera podrìa ser el blanco.
Dicen que el blanco es el terrorismo y todos aquellos estados que ayudan y protegen al terrorismo. ¿hay estados que nunca han colaborado con el terrorismo ? Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

El Jefe Supremo de la religiòn europea ha dicho que la fé no puede ser motivo de guerras y conflictos armados, pero los primeros actos de racismo contra los musulmanes no se han hecho esperar. Son muchas las personas que aprovechan esta situaciòn para liberar sus proprios sentimientos de intolerancia racial, sintiéndose de alguna manera avalados por lo que sucediò.
Después de tantos años y tantos esfuerzos buscando una integraciòn entre etnìas, religiones, culturas, en el tentativo de eliminar de la sociedad racismos de cualquier tipo, en pocas horas todo ha sido borrado y ahora parecerìa que existiera un " permiso para odiar " a quien es distinto a nosotros.
De las dos torres del castillo de Ricardo Corazòn de Leòn aùn se levanta el humo. Son miles los muertos: muchos consejeros econòmicos del Rey, representantes de los intereses del Imperio, banqueros que financiaban las campañas de liberaciòn que el Imperio efectuaba en otras zonas del planeta, pero también gente del pueblo: simples servidores, cocineros, barrenderos, escribientes, secretarias, telefonistas … creìan che trabajando en el castillo iban a ser siempre invulnerables.
Ahora todos entendimos que la invulnerabilidad no existe. Excalibur es solo una fantasìa.

"1984 HABIA YA CONTADO TODO ESTO"


29 septiembre
La tensiòn es enorme. Todavìa no hubo ataques. La guerra està en el aire y sin embargo nadie dice claramente quienes son los rivales. Mejor dicho, siguen diciendo que se trata de la guerra del mundo contra el terrorismo ; pero, entonces, ¿por qué se està preparando un ataque contra un paìs determinado? ¿En Afghanistàn son todos terroristas? ¿Incluso los niños? ¿Incluso los recién nacidos?
Bush dijo que quien no està con los Estados Unidos està con los terroristas, no hay otras posiciones posibles. Por lo tanto, nosotros que repudiamos el terrorismo y repudiamos la guerra, nosotros que no creemos en la guerra como instrumento de justicia, nosotros que pensamos que el ataque indiscriminado a todo un pueblo es un acto de venganza y no de justicia, ademàs de la instrumentalizaciòn de una dolorosa tragedia con el fin de consolidar y hacer lìcita y necesaria una hegemonìa de poder que de hecho ya existe, nosotros que quisiéramos que se buscasen otros medios para hacer verdadera justicia, ¿donde nos colocamos? ¿Cuàl es nuestro lugar?
No quiero resignarme a no existir. No quiero ser obligada a ponerme de uno de los lados. No quiero tener que elegir entre Bin Laden y Bush.

La superpotencia ha anunciado que en esta larga guerra el enemigo podrà ir cambiando. No estàn inventando nada nuevo. "1984" habìa ya contado todo esto. ¿quién dijo que Gorge Orwell no era un vidente ?


Los cruzados estàn listos. Abrazan a sus mujeres y se embarcan para el largo viaje. Estàn convencidos de sus razones, Dios està con ellos.
Los musulmanes llaman a la " jihad ", la guerra santa. No tienen miedo, Alà los protege. Estàn convencidos de cumplir con su deber combatiendo contra el Occidente, dado que no es islàmico.
El mundo asiste a estas cruzadas del Nuevo Medioevo a través de los medios de comunicaciòn. Se hacen anàlisis, previsiones, estadìsticas; se estudian probables estrategias, se hacen hipòtesis sobre las armas que se utilizaràn, sobre los territorios que tendràn que ser atacados; los expertos nos cuentan la guerra que vendrà. Y los seres humanos se quedan afuera.
Nadie calcula las vidas que se perderàn. Tabù, de eso no se habla. La gente comùn podrìa darse cuenta que esas personas que tratan de escapar, esos niños de ojos asustados, esos viejos con los rostros esculpidos por las arrugas que en estos dìas vemos continuamente en televisiòn, dentro de algunos dìas podrìan no existir màs, como podrìan no existir màs esos valientes jòvenes soldados del Reino que parten, llenos de orgullo y confianza, a combatir del otro lado del mundo.


EL PAIS DE SUPERMAN TIENE DOS PESOS Y DOS MEDIDAS

4 octubre

Leì el artìculo de Oriana Fallaci sobre lo que està ocurriendo. Quedé sorprendida, y defraudada, y enojada. He siempre admirado a esta escritora llena de coraje, lucida en sus anàlisis, clara en sus ideas, pero esta vez no puedo estar de acuerdo con ella cuando ataca abiertamente y sin excepciones una entera cultura, la islàmica, y canta loas sin fin a otra, la norteamericana.
Por lo tanto, le contesté, y envié mi respuesta al sitio Internet del Corriere della Sera, que la publicò junto a tantas otras:

Señora Fallaci:
Soy una asidua lectora suya, por lo tanto cuando vì su artìculo en el diario que alguien habìa dejado sobre la mesa de mi casa, me puse a leerlo con auténtica avidez, entre otras cosas porque desde hacìa mucho tiempo no tenìa "noticias suyas".
Aclaro que antes de leer por primera vez un libro suyo, tenìa un cierto prejuicio con respecto a usted, porque, habiendo nacido y vivido hasta los 30 años en Argentina (aunque soy de origen italiano, motivo por el cual tengo la doble ciudadanìa) no habìa olvidado el malestar general y mi desagrado personal después que usted, en su visita a Argentina en plena dictadura militar, aquella que hizo desaparecer 30.000 personas, los tristemente célebres "desaparecidos", declarò que: "en cada argentino hay un pequeño enano fascista".
Es claro que, no estando de parte del régimen militar que en aquellos tiempos reprimìa y masacraba a mi pueblo, su comentario me hiriò como hiriò a tantas, muchìsimas otras personas que trataban de resistir al régimen, con los pocos medios disponibles, en muchos casos solo con el pensamiento, que no es poco cuando te prohìben incluso hablar, leer, escribir lo que no le cae bien a la dictadura.
Ahora bien, a pesar de esta desconfianza inicial, decidì leer un libro suyo ("NIENTE E COSI SIA") y me impactò. Quedé inmediatamente conquistada por su modo de escribir, pero sobre todo por su modo de analizar la realidad, la historia, los hechos que nos involucran.
Después vinieron otros libros y cuando leì "UN UOMO" (Un Hombre), que yo considero su màxima obra, sentì que entendìa el porqué de aquella declaraciòn suya sobre el pueblo argentino, pensé que era un enojo logico dictado quizàs màs por los sentimientos personales que por otra cosa, en relaciòn con quien no se rebela contra situaciones como aquella que le habìa quitado un ser muy amado.
Ahora, después de haber leìdo su artìculo sobre el ataque terrorista a Estados Unidos, vuelvo a pensar que usted tiene una tendencia a expresar juicios demasiado generalizados sobre los pueblos, y creo también que su visiòn de la situaciòn es màs bien parcial.
Me explico: yo tampoco quiero que me conviertan a la religiòn musulmana (fui educada en la religiòn catòlica y logré desengancharme, con los correspondientes dolores y heridas, es claro que no tengo ganas de empezar de nuevo con otra), yo tampoco quiero usar el chador, estar encerrada en mi casa si no hay un hombre que me acompañe para salir, yo tampoco estoy de acuerdo con muchos de los aspectos de la cultura islamica, por no hablar del hecho que he sempre detestado el terrorismo, en todas sus formas, incluso el terrorismo de estado que he conocido muy bien, lamentablemente, y del hecho que quedé horrorizada por la tragedia del 11 de septiembre, por todas esas muertes injustificadas, como lo son siempre las muertes provocadas por el terrorismo.
Hasta aquì estamos de acuerdo, pero lo que me dejò perpleja fue su incondicionada defensa de la posiciòn norteamericana (los Estados Unidos han robado todo al resto de los paìses del continente, hasta el nombre, pero yo me niego a llamarlos "América", yo también nacì en América, la del Sur, la pobre, la de los derechos pisoteados, la de la economìa "dolarizada", la explotada y exprimida por "El Gran Hermano del Norte").
No puedo creer que cuando usted canta loas al sistema de vida estadounidense, a su civilizaciòn, a su libertad, a su justicia, su democracia, su respeto por los derechos ajenos, no recuerde los métodos utilizados por los gobiernos norteamericanos en la politica extranjera, y cuando digo "extranjera" me refiero a America Latina porque es la realidad que conozco, pero hay otras.
No puedo creer que usted ignore que muchas de las màs terribles dictaduras latinoamericanas han sido apoyadas, financiadas y ayudadas por los Estados Unidos, para poder obtener sus beneficios econòmicos en esos paìses sin ser disturbados por gobiernos elegidos por el pueblo que podrìan haber sido demasiado "celosos" de los recursos naturales y las posibilidades de desarrollo tecnologico de sus propios paìses. Y para poder tener tranquilos y callados a sus pueblos, esas dictaduras amigas de los norteamericanos torturaban, asesinaban, reprimìan, sometìan con el terror, mataban a las madres y daban en adopciòn a sus hijos a las pobres parejas estadounidenses y europeas que no podìan tener hijos propios.
En estas situaciones los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos, etc. etc. del " Gran Hermano del Norte " se iban al diablo. Esos principios son vàlidos para ellos, pero para los otros no existen.
Ahora, ¿con qué derecho el señor Bush exige una toma de posiciòn ("quien no està con Estados Unidos està con los terorristas", que no es otra cosa que decir: "tienen que estar con nosotros porque sino seràn nuestros enemigos y los masacraremos") a esos paìses que sigue explotando y sometiendo?
¿No le alcanza con extrangular a las economìas latinoamericanas con los créditos concedidos a intereses astronòmicos, imposibles, que sumergen cada vez màs a esos pueblos que ya han perdido hasta el significado de la palabra "esperanza"? ¿Pretende también su apoyo?
Que deje al menos a esos gobiernos la pequeña, insignificante dignidad de declararse extraños a este conflicto, de no ponerse de parte de Bin Laden y sus criminales, pero tampoco del paìs que los ha empujado en el abismo sin fondo en el cual se encuentran.

Querìa solo hacer notar que existe otra cara de la moneda, que el paìs de Superman (defensor de la libertad, la justicia, la democracia, etc. etc.) usa dos pesos y dos medidas.
Y querìa, en fin, hacerle saber que, en los trece años que vivo en Italia, he tenido oportunidad de conocer muchos àrabes, y eslavos, y albanos, y muchos otros inmigrantes, de distintas religiones, que se han integrado perfectamente en la sociedad que los ha recibido, trabajan, pagan los impuestos, hacen crecer y estudiar a sus hijos, respetan las reglas de mundo en el cual viven, manteniendo su religiòn en la esfera privada, y han aprendido a amar esta tierra. No se puede, hoy menos que nunca, hacer fàciles generalizaciones.
Antes de saludarla quiero disculparme por los errores gramaticales y de ortografia que seguramente usted encontrarà en estas pàginas, después de todo soy una extracomunitaria (de nacimiento) con pasaporte italiano.
Cordiales saludos

Dra. Patricia Mònica Vena
maxs.pat@maxstudio.it

¿SERA' UNA LLUVIA DE HIERRO ARDIENTE?

8 octubre 2001
Ayer, era casi de noche aquì, iniciò el ataque de Estados Unidos contra Afganistàn. Nueve horas de bombardeos sobre varias ciudades afganas.
Poco después del comienzo del ataque, las palabras de Bin Laden : " se multiplicaràn los ataques terroristas en occidente, los Estados Unidos no estaràn màs tranquilos ".


LAS BOMBAS DE LA GUERRA

¿Serà fuego,
serà un estruendo enorme,
serà una lluvia
de hierro ardiente?
Correr
escapar,
¿donde ?
¿Adonde,
no llegan
las bombas?
Esconderse,
cubrirse,
¿còmo?
Esperar
que termine,
contar los segundos,
ocupar la mente,
no pensar,
no sentir,
no ver.
¿Serà asì,
la noche
bajo las bombas?

TENGO CADA VEZ MAS MIEDO, Y TENGO CADA VEZ MAS BRONCA


9 octubre 2001
Anoche fue el segundo ataque en Afganistàn. Primero bombardean y después tiran paquetes con medicamentos y alimentos para la poblaciòn.
Se dice que no han sido atacados objetivos civiles, solo militares. Se dice que el objetivo son las bases terroristas de Bin Laden.
Hasta ahora se habla de unos treinta muertos, entre los cuales mujeres y niños.
En Pakistàn hubo escaramuzas entre el pueblo que manifestaba contra el ataque y las fuerzas del gobierno que estàn de parte de Estados Unidos.
En Palestina, por primera vez, las autoridades reprimieron a su propia gente que hacìa manifestaciones a favor de Bin Laden, hubo tres muertos.
El jefe terrorista, el que declarò por televisiòn que estaba contento porque las torres gemelas de Nueva York fueron abatidas, el que agradeciò a Dios por todas las muertes norteamericanas, se està convirtiendo en un héroe, un sìmbolo, para los pueblos que se ven amenazados por los ataques estadounidenses. Los mismos pueblos que hasta hace dos semanas atràs repudiaban los atentados de Nueva York, empiezan a creer que el terrorismo los defiende, los protege. Para los gobiernos de esos pueblos, que no quieren ponerse del lado de los terroristas, es cada vez màs difìcil tenerlos tranquilos.
Estos son los efectos de la guerra que màs me preocupan.
¿Es posible que el Occidente no se dé cuenta que con estas operaciones militares se està creando en las conciencias de esos pueblos pobres y oprimidos un lìder peligrosisìmo, que llama a destruir todo aquello que representa una civilizaciòn distinta de la suya ? ¿Es posible que no vean que millones de personas que viven en condiciones de completa ausencia de medios sanitarios, de alimentaciòn y de dignidad humana, que para nosotros son bàsicos y esenciales, son en este momento instrumentalizados y adoctrinados en el odio hacia quienes tienen lo que ellos no pueden tener, y que asì el riesgo de encontrarnos en el medio de un conflicto sin lìmites, en el cual podrìamos terminar en un " todos contra todos " despiadado ?
Es difìcil creer que no puedan preveer estas consecuencias tan probables.
Tengo cada vez màs miedo, y estoy cada vez màs furiosa.
Estoy convencida que habìa que procesar y condenar a los culpables de los atentados. Y estoy convencida que los Estados Unidos poseen los medios para encontrarlos y arrestarlos (la CIA ha hecho cosas mucho màs difìciles, ha manipulado gobiernos elegidos democraticamente, los ha hecho caer, ha instaurado dictaduras represivas y sanguinarias, ha modificado el curso de la historia en muchas zonas del mundo). Dicen que tienen las pruebas de la culpabilidad de Bin Laden, por lo tanto el mundo entero, incluso el islàmico, hubiera estado de acuerdo con un justo proceso y una justa condena.
Se le ha comunicado a la ONU que los ataques podrìan no limitarse solo al Afganistàn, sino que otros paìses podrìan ser involucrados.


LOS DUEÑOS DEL TERROR
Se esconden
los dueños del terror
total hay alguien
que pagarà las culpas.
Han encendido el infierno
por ese pueblo, dicen,
que ahora està muriendo.
No los tocan las bombas
no los rozan
los misiles
no se desgarra su carne
ni brota su sangre.
Estàn escondidos
estàn protegidos
nadie los ve.
Como siempre
ellos se salvan.


La primera cruzada ha comenzado. La "Guerra Santa" està en acto. Ricardo Corazòn de Leòn dirige las operaciones y le habla a su pueblo, promete justicia, promete victoria.
Desde la otra parte nos llegan noticias que dan escalofrìos: millones de personas estàn dispuestas a morir, a vertir su sangre, en el nombre de Alà.
Dios es invocado por unos y otros.
Yo por Dios no me preocupo, hace años he elegido no someter mi espiritualidad a dogmas, doctrinas, leyes e interpretaciones humanas. Me pregunto solamente qué Dios es éste, que quiere ver a sus hijos matarse entre ellos, qué Dios puede ser tan sediento de sangre. ¿No habìan sido superadas las idolatrìas, los sacrificios humanos, los Dioses sanguinarios y malvados ?
No puedo admitir de ninguna manera que las religiones, expresiòn de la espiritualidad humana, sean utilizadas y maniobradas con fines que se encuentran exactamente en el otro extremo de aquello que las mismas religiones predican.
No logro aceptar que se justifique una guerra a través de la religiòn. ¿Por qué no decir abiertamente que se hace por intereses, por poder, por motivos que tienen que ver con la defensa de un sistema establecido, muy conveniente y còmodo para quien lo gobierna y que por lo tanto debe ser preservado a cualquier costo? Claro, la respuesta es simple: los sùbditos del Reino, por màs ignorantes o manipulados que sean, difìcilmente aceptarìan poner en peligro sus propias vidas para defender intereses que no son los suyos, mientras que si se les pide que combatan para defender la propia cultura, que deriva de responder a una religiòn distinta de aquella del enemigo, los valores de su sociedad y los principios éticos y morales (éstos también en estrecha relaciòn con la religiòn) de su civilizaciòn, se sentiràn inflamados de fervor patriòtico y dispuestos incluso a morir por ideales tan altos, se podrìa decir supremos.
El Nuevo Medioevo podrìa parecer màs " iluminado " que el otro. En el Nuevo Medioevo hay algo que en las viejas cruzadas no existìa: la informaciòn. Y es abundante. En esta Primera Cruzada el mundo entero està al corriente de lo que està sucediendo del otro lado del mundo. Pero esto si la informaciòn no es manipulada.
Si uno de los bandos dice que centrò este o aquel objetivo, y el otro bando lo desmiente, ¿qué tenemos que creer? ¿Cuàl es la verdad?
Si mientras en un canal vemos un reportaje sobre el mundo islamico en el cual nos explican que el Islam es amor, que el Coràn dice que hay que repudiar la violencia, que no hay que confundir Islam con fundamentalismo, y en otro canal escuchamos a los musulmanes que viven en nuestro paìs diciendo que su religiòn ordena combatir contra quienes no estàn de parte del Islam, ¿a quién tenemos que creer ? ¿Qué tenemos que pensar ? ¿Tenemos permiso para pensar ?


PAN Y BOMBAS


11 de octubre 2001
Llegan noticias que dicen que los aviones norteamericanos e ingleses que estàn participando en los bombardeos tienen que volver a la base sin haber lanzado las bombas porque " escasean los objetivos ".
Me pareciò una noticia atroz, es como decir "hemos destruido todo lo que habìa para destruir, ¿ahora qué hacemos?"
Pan y Bombas: Las organizaciones humanitarias piden que no se sigan tirando los paquetes de alimentos con los paracaìdas para la poblaciòn afgana porque, por un lado, en muchos casos caen en zonas minadas y la gente arriesga la vida para ir a recuperarlos, y por otro lado estos paquetes contienen raciones militares norteamericanas, o sea de alto contenido proteico, como leche en polvo o gelatina de fruta, pero la leche debe ser disuelta en agua y en Afganistàn el agua escasea, y ademàs, estando el organismo de los afganos acostumbrado a valores proteicos bajìsimos, ingerir estos alimentos les harìa màs mal que bien.
Miles de soldados afganos se estàn amontonando cerca de la frontera con Uzbekistàn. Del otro lado de la frontera estàn las fuerzas norteamericanas. Se dice que el ataque por tierra de los Estados Unidos es inminente.


LAS MUJERES DE LA GUERRA

Y sin embargo estàn.
no lo lograron,
no las borraron.
Espectros de vestidos que aletean,
Se mueven silenciosas.
Miran el mundo
desde atràs de una reja.
Quien sabe que dicen
los ojos escondidos.
Quien sabe què callan
los labios cerrados.
De todos modos estàn,
no las han destruìdo
no han logrado
hacerlas desaparecer.
La miradas escondidas
los labios cerrados
figuras silenciosas
de todos modos, estàn.


Ha pasado un mes desde el derrumbe de las torres del castillo. Aùn se buscan los restos de quienes murieron en el desastre.
No se sabe cuantos son, pero son muchos. Muchos no veràn crecer a sus hijos, muchos no envejeceràn cerca de sus seres queridos, muchos no estàn y no estaràn nunca màs.
Es terrible que a tantos inocentes les haya sido arrancada la vida en los Estados Unidos, como es horrible que la vida sea arrancada a tantos inocentes ahora en Afganistan.


LA GUERRA DEL ABSURDO


12 de octubre 2001
Llegan noticias que hablan de centenares de muertos civiles en Afganistàn.
Hoy hubo " bombardeos reducidos " para " respetar " el viernes, dìa de plegaria para los musulmanes.
" La guerra del absurdo ", éste es el nombre que se me ocurre para todo lo que estamos viviendo, para todo lo que nos hacen ver y oìr, para las explicaciones y justificaciones que nos dan : " Lo lamentamos por los muertos civiles, no son ellos el objetivo, pero las bombas, aunque sean inteligentes, no pueden tener una precisiòn absoluta ".


YO NO ESTOY DE ACUERDO


13 de octubre 2001
Vi un cartel: "NOT IN MY NAME", no hagan la guerra en mi nombre, yo no tengo nada que ver, no se las pedì, YO NO ESTOY DE ACUERDO.

LOS VIEJOS DE LA GUERRA

Miran el cielo
ven las bombas
agrandan los ojos
saben del horror.
Tienen miedo,
para ellos la muerte
de todos modos està cerca
pero tienen hijos
nietos
tienen el dolor
grabado en el rostro.
Las arrugas cuentan
muchas otras guerras
la mirada recuerda
la lagrima resbala.
Tal vez quisieran
morir pronto
para no seguir viendo
lo que ya conocen
que han siempre visto
y es siempre lo mismo.

¿Existìan las marchas por la Paz en el Viejo Medioevo?
Mañana aquì habrà una, grande, importante, y el tema del dìa es si éste o aquél deben participar, si es " politicamente correcto " que los partidos polìticos que votaron por la guerra y la colaboraciòn con Ricardo Corazòn de Leòn y su reino, manden representantes a la marcha por la Paz.
Mientras tanto allà, donde caen las bombas sin que nadie las pueda ver, allà, se muere.

La Nueva Inquisiciòn se ocupa de individualizar a los "herejes", y la herejìa es estar en contra de la guerra. Los pacifistas, o simplemente, sin etiquetas, las personas que creen que la guerra, los bombardeos, los conflictos armados no sirven para nada, no resuelven nada, hoy son el blanco de la caza de las brujas del Nuevo Medioevo. La Nueva Inquisiciòn los encuentra, los señala, los acusa de anti patriotismo, de anti occidentales, de estùpidos ingenuos, de pobres idiotas utòpicos y los condena al silencio, a la impotencia de no ser escuchados, a la angustia de ser repudiados por todos.
Estas son las hogueras del Nuovo Medioevo. Oh! No son, claramente, pràcticas fisicamente crueles y atroces como las de la antiguedad o como las que utilizan los infieles para castigar a los opositores de los regìmenes teocràticos vigentes por esos lados, no, pero hacen igualmente mal, preservan el cuerpo pero desgastan las almas de los "herejes", los obligan al exilio intelectual, ejercitando de este modo una sutil forma de censura. O ESTAS CON NOSOTROS O ESTAS CONTRA NOSOTROS.
Me imagino que en todos los paìses aliados con el Reino habrà un Torquemada. Nosotros tenemos el nuestro.

En las Cruzadas del Viejo Medioevo se morìa por los combates pero también por las enfermedades, las infecciones debidas a las escasas condiciones higiénicas de aquellos tiempos. En el Nuevo Medioevo todo eso ha sido ampliamente superado, el mundo es mucho màs aséptico, y por lo tanto hubo que crear la guerra bacteriològica y la guerra quìmica. Se cultivan gérmenes que provocan enfermedades mortales, se producen sustancias que atacan a los seres humanos, y después estas cosas se usan para contaminar los ambientes en los cuales viven las personas: el aire, el agua, los alimentos.
En el Reino se han verificado cuatro casos de carbunclo, enfermedad que puede ser mortal, provocada por un agente infectivo cuya cepa ha sido " fabricada " en laboratorio, muchos años atràs, en una zona del mismo Reino.
No hay pruebas de que se trate de un ataque bacteriològico provocado por los terroristas musulmanes, dicen las autoridades. Pero podrìa serlo, tienen los medios para hacerlo y amenazan continuamente con nuevos actos de terrorismo. Creen tener el derecho. Apuntan a vìctimas inocentes y no lo esconden.
La locura no tiene lìmites.
El miedo se extiende, se multiplican los controles, hay una psicosis entre los habitantes del Reino.


FUEGO
Llueve aùn fuego
sobre Kabul.
El rosa de las montañas
se convierte en sangre
y la noche es igual al dìa.
Llueve aùn fuego
sobre Kabul
y todo arde
en la ciudad.
Ya no queda nada
por quemar
y llueve aùn fuego
sobre Kabul.

PEQUEÑOS GRANDES ACTOS DE HEROISMO


16 de octubre 2001
Parece que han empezado las operaciones por tierra.
La noche pasada fue la de los bombardeos màs intensos sobre Kabul.
No recuerdo en qué lugar, fue bombardeada una clìnica.
¿No tenìa que ser la guerra contra el terrorismo? ¿Cuàntos terroristas murieron hasta ahora?
El gobierno afgano, compuesto por los tristemente célebres talibanes, hizo una propuesta de negociado: ellos entregan a Bin Laden a un paìs neutral, que no pueda ser presionado por los Estados Unidos, a cambio de que cesen los bombardeos y se les entreguen las pruebas de la culpabilidad de Bin Laden en los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y Washington.
Bush dio una respuesta seca: NO, NO NEGOCIAMOS CON LOS TALIBANES.
Y asì, la guerra continua.

Volviendo a estos talibanes, movimiento fundamentalista que està al gobierno en Afganistàn desde el 1997, sus "obsesiones religiosas" me dejan amilanada, y horrorizada.
No logro imaginar como se pueda, en el nombre de un Dios, asesinar, lapidar, mutilar, aterrorizar al proprio pueblo. No logro imaginar como alguien pueda, sin ser un loco de manicomio, encarcelar a un ciudadano porque no tiene la barba lo sufficientemente larga, la barba "islàmica".
Pero lo que màs me golpea, es la situaciòn de las mujeres, obligadas a estar dentro de la casa o salir solo acompañadas por un hombre de la famiglia y cubiertas con el burka, tùnica que cubre completamente su cuerpo, cabeza y cara incluìdas. Esa especie de "capuchòn" tiene una reja, hecha de la misma tela, delante de los ojos, para permitir a ese pobre fantasma ver por donde camina.
Las imàgenes de las mujeres afganas por la calle, sàbanas agitadas por el viento que resbalan entre la multitud, me inundan de compasiòn, sobre todo por un motivo : estas mujeres, hasta hace cuatro años, eran médicos, abogadas, maestras, enfermeras, vendedoras, … eran seres humanos. Hoy son espectros, sin rostro, sin cuerpo. No pueden trabajar, no pueden estudiar, no pueden opinar, … no pueden pensar.
Esto es lo que me enfurece, me desespera, me provoca una tristezza infinita. Porque me imagino que para una mujer que no ha conocido nunca otra vida, como quizàs succede en otros paìses, pueda ser casi normal vivir de ese modo, lo lamento de todos modos por ellas porque no tuvieron la posibilidad de conocer otra cosa, porque no pudieron elegir qué vida hacer, pero pienso que para ellas es màs fàcil, màs soportable. En cambio, cuando pienso en las mujeres afganas que de un dìa para el otro vieron destruìdas sus vidas, se vieron dejar de lado, excluìdas de la vida pùblica, excluìdas de las que eran sus vidas hasta aquel momento, para transcurrir sus dìas encerradas en sus casas, en sus burkas, en sus " ventanas con rejas ", una sensaciòn de angustia y de impotencia me sofoca, me arrolla, me llena de un dolor profundo.
Escuché que, a escondidas, ellas enseñan a leer a sus hijas, las educan para hacerlas libres, un dìa, en su tierra o en algùn otro lugar. Pequeños grandes actos de heroìsmo.

BURKA

Detràs del burka
una mujer.
Miradas invisibles
làgrimas escondidas
silencio
detràs del burka.


EL MIEDO SE HA INSTALADO


19 de octubre 2001

Ahora es seguro que el ataque por tierra ha comenzado, por lo tanto no tenemos noticias de como se està desarrollando.
Mientras tanto en Estados Unidos los casos de carbunclo se multiplican, y en Europa hay muchìsimos casos de falsa alarma pero hasta ahora ningùn caso verdadero. De todos modos el miedo se ha instalado y ésta, lamentablemente, es ya una victoria de los terroristas, sean quienes sean.
El germen se està difundiendo a través de cartas contaminadas, los sobres contienen un polvo blanco, y son enviadas por correo.
Se empieza a hablar también de viruela, enfermedad que habìa desaparecido a fines de los años 70.
Se ha requerido la producciòn de enormes cantidades de vacuna antivariòlica, no solo en Estados Unidos sino también en Europa. La operaciòn tendrà un costo de trecientos millones de dòlares. Un gran " business " para las casa farmacéuticas.


UNA GUERRA INVISIBLE Y MENTIROSA


23 de octubre 2001
Llegan noticias segùn las cuales las fuerzas anglo norteamericanas habrìan bombardeado, por error, objetivos civiles: un hospicio, una mezquita …

Casi no logro màs hablar de estas cosas, mi consternaciòn de frente a la tranquilidad con la cual se mencionan estos errores y a la naturalidad con la cual son repetidas en los diarios, en la radio, en la televisiòn, me deja sin palabras … y sin respiraciòn.
Todos formamos parte de una gran comedia global cuyo guiòn no nos es dado conocer integramente, sino solo dìa por dìa. Cada mañana se nos comunica lo que deberemos creer y repetir hasta la pròxima actualizaciòn del guiòn.

Trato de escuchar la mayor cantidad posible de informaciones, veo en televisiòn los "talk-show" en los cuales se habla de la guerra, con la intenciòn de entender todas las posiciones y poderlas analizar. Pero la escasez y la unanimidad de las noticias me dejan alelada.

" Habrìa sido bombardeado… ", " habrìa hecho explotar… ", " las vìctimas serìan… "
El leguaje periodìstico de la guerra conoce los verbos solamente en condicional. Y yo quisiera, al menos una vez, saber si una cosa ha realmente sucedido o no.

La verdad es que ésta es una guerra invisibile y mentirosa, a pesar de las avanzadas tecnologìas de comunicaciòn que posee hoy el mundo. Es invisibile porque asì fue decidido. Es mentirosa porque cada uno cuenta su propia versiòn de los hechos, y ninguna de estas versiones es totalmente verdadera.

LOS PROFUGOS DE LA GUERRA

Escapan
hacia las fronteras.
Dejan
sus pobres casas
los campos
las ovejas.
Los persiguen
las bombas
el hambre
la miseria…
y de nuevo
el hambre.
Son muchos
son miles
son hombre
mujeres
niños.
Son campesinos
gente comùn
son inocentes
quieren vivir.

En las lejanas tierras afganas, los heroicos sùbditos del Reino se baten para derrotar a los tiranos y a los creadores del terror y para vengar a todos sus hermanos muertos en el ataque a las torres.
El invierno està llegando en aquellas tierras, y con el invierno la nieve, el hielo, el hambre, enemigos que provocaràn vìctimas de las dos partes. Habrà muchos, muchos otros muertos.
Mientras tanto, los culpables del ataque a las torres, aquellos que no han hesitado en matar miles de personas, estàn aùn en libertad, escondidos quien sabe donde, organizando quien sabe qué nuevos ataques al Reino.
Pero Ricardo Corazòn de Leòn dijo que tarde o temprano los encontraràn, serà hecha justicia, no importa por cuanto tiempo tendrà que prolongarse la guerra, no importa cuantos seres humanos tendràn que morir, todavìa. El enemigo serà al fin derrotado.

INVIERNO

El invierno
gélido
implacable
està llegando
sobre aquellas montañas,
en Afganistàn.
Muchos se preocupan
por aquella gente,
podrìan morir de frìo
podrìan morir de hambre
en lugar de morir de guerra.


ESTAR ORGULLOSOS DE SER ARTISTAS


2 de noviembre 2001
Aquì el invierno se acerca lentamente, cada dìa es un poco màs frìo y la noche se ha alargado mucho.
En este fin de semana largo, de la celebraciòn de "Todos los Santos", el miedo a los ataques terroristas recorre toda la Europa. Se han esparcido voces segùn las cuales se estarìan preparando atentados en distintos lugares del continente. Se controlan los camiones buscando un TIR cargado de explosivos que podrìa andar por las autopistas italianas.
El terror es necesario para no olvidar esta guerra lejana y desconocida.
Quizàs con este invierno llegarà también la intervenciòn activa de nuestro paìs en el conflicto.
El gobierno italiano parece no ver la hora de recibir un pedido para mandar tropas en Afganistàn. Es como si se quisiera demostrar a los "Grandes" (Inglaterra y Estados Unidos) que nosotros también somos buenos para la guerra.
Después de la segunda guerra mundial Italia ha ido perdiendo, poco a poco, su identidad. Un deseo desenfrenado de asemejarse a los norteamericanos, de demostrar que somos capaces de adoptar el "modelo de vida occidental", como si todos los paìses occidentales tuvieran que ser iguales a la fuerza, tener los mismos intereses, las mismas capacidades.
En cambio las diferencias existen, y es ésta la fuerza del occidente, la diversidad de caracterìsticas nacionales, el hecho de que mientras algunos pueblos tienen tendencia a ciertas actividades otros la tienen a actividades distintas, y el verdadero desafìo es lograr unirse, actuar coordinadamente, aportando cada uno sus propias capacidades.
Gran Bretaña tiene una tradiciòn guerrera, conquistadora, es una naciòn que històricamente se ha aventurado fuera de sus propias fronteras a la conquista de otras tierras, llevando su cultura, sus costumbres, sus tradiciones.
Italia no ha sido nunca asì, Italia es emigrante, no conquistadora, es un pueblo que tiene la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones y sobrevivir como sea, y levantarse aùn en las condiciones màs adversas.
La gran riqueza italiana es el arte, es un pueblo de artistas, arte entendido como fuerza creadora, como capacidad de inventar sempre, en cada situaciòn, por difìcil o dura que sea, un modo para resurgir y crearse nuevas condiciones de vida mejor.
¿Por qué renegar de estas capacidades? ¿Por qué querer ser a la fuerza buenos guerreros, o expertos de finanzas, o los mejores en materia de tecnologìa, y por qué enojarnos u ofendernos si alguien duda de estas capacidades?
Retomemos nuestra identidad de artistas, de fantasiosos, de creadores de sueños y realidades nuevas, aunque sean distintas, aunque sean impensadas, pero de todos modos vàlidas en momentos en los cuales la vida de antes no existe màs.
Es esta la riqueza màs grande que Italia puede dar al mundo, no solo al occidente.
No tenemos que avergonzarnos de nuestra identidad creativa.
Los italianos tienen que volver a estar orgullosos de ser artistas.

Mientras tanto, otros paìses son convocados a la guerra, hoy dijo " sì " la Turquìa.
Lo que no està claro y nadie explica es para què serviràn todas estas tropas, cuales seràn las pròximas fases de esta guerra. Aunque no sabemos casi nada, no es difìcil imaginarse que ya en Afganistàn queda muy poco para bombardear y destruir. Alguien dijo que era era bastante sorprendente que se utilicen misiles que cuestan un millòn de dòlares cada uno para destruir casas de barro que no valen nada.

LOS HOMBRES DE LA GUERRA

Los ojos
encavados en el craneo
duros
sufridos.
Las mejillas descarnadas
la piel endurecida
los rasgos marcados.
La boca cerrada
sin sonrisa,
los labios apretados
sin palabras.
Apretan en las manos
sus kalashnikov
amigos de siempre
compañeros confiables.
Saben matar
saben esconderse
trepan
por las montañas
hacen perder
sus huellas
y desaparecen en la nada.
Tal vez cambiarìan
el kalashnikov
por un tractor
si solo alguien
les diera la ocasiòn.
Tal vez serìan felices
de trabajar la tierra
para ofrecer a sus hijos
un pedazo de pan,
tal vez, si,
al menos por una vez,
pudieran
dejar
de matar.


LOS HABITUALES BOMBARDEOS


6 de noviembre 2001

En su mensaje a los jefes de estado europeo, el presidente Bush dijo que ningùn paìs puede ser neutral en este conflicto, porque nadie puede sentirse seguro frente al terrorismo internacional.
A pesar de todas las advertencias sobre posibles atentados en distintos paìses del mundo durante el fin de semana pasado, no pasò nada, aparte los habituales bombardeos en Afganistàn.


MUSICA Y BARRILETES


13 de noviembre 2001
La Alianza del Norte, los enemigos de los talibanes en Afganistàn que desde hace años luchan por liberar el paìs, han llegado a las puertas de Kabul, la capital afgana que ha sido abandonada por los talibanes, que huyeron hacia el sur del paìs.
El gobierno de Estados Unidos junto con las fuerzas del occidente pidieron a la Alianza del Norte que no entren en Kabul, que no ocupen la ciudad hasta tanto no se decida cual serà el nuevo gobierno que tomarà las riendas del paìs, pero los " mujaheddin " (los miembros del ejército del Norte) entraron lo mismo en la ciudad y ya se habla de largas filas delante de los negocios de los barberos, los afganos quieren afeitarse las largas barbas que estaban obligados a tener por el gobierno talibano, de mujeres que se quitan el burka y lo tiran por las calles, se encienden los televisores, las radios, se siente la mùsica en las calles, los niños hacen volas los barriletes, todas cosas prohibidas por el régimen al cual hasta ayer los afganos estaban sometidos.
Estoy contenta por ese pueblo, aunque todavìa no se sabe si esto durarà, o cual serà su futuro (yo espero que al menos estas libertades se conserven), estoy contenta de que puedan conocer la posibilidad de vivir en un mundo distinto, aunque màs no sea para obtener la fuerza para defenderlo, para resistir a otros eventuales tentativos de tiranìa.

Cayò Kabul, pero el objetivo de esta guerra, nos recuerdan, es derrotar al terrorismo, por lo tanto la guerra continùa.

Hoy cayò otro aviòn en las calles de Nueva York. En el barrio residencial de Queens un aero-bus de la American Air Lines se incendiò dos minutos después de levantar el vuelo y cayò entre las casas del barrio.
Se tiende a pensar que se ha tratado de un accidente … dos meses y un dìa después del derrumbe de las torres gemelas, a la misma hora, el dìa que cayò Kabul.


KABUL LIBERA

Hoy Kabul es libre
escaparon los tiranos,
Kabul ha caìdo
y en las calles bombardeadas
el pueblo festeja.
No màs burka
Ni barbas obligatorias,
no màs silencio,
no màs miedo.
Al menos por hoy,
al menos en este dìa,
frìa mañana de invierno.
Nadie sabe
que pasarà mañana.
Hoy Kabul es libre.


¿… EN NOMBRE DE QUE' DIOS …?


15 de noviembre 2001

El " postguerra " afgano no es invisible como lo fue la guerra. Ahora las imàgenes llenan los televisores.
Estaban en guerra desde hace años, pero no los habìamos visto nunca, y nadie habìa hecho nada hasta ahora.

Me parece estar viviendo yo misma las emociones de esas personas, de golpe libres de hacer cosas que nosotros hacemos normalmente todos los dìas y que para ellos estaban severamente prohibidas.
Ver los rostros sonrientes de las mujeres que se quitan el burka me conmueve profundamente, creo imaginar lo que sienten, me parece sentir yo también esa sensaciòn de liberaciòn que se manifiesta primero en el estòmago y después en todo el cuerpo, hago junto con ellas esas profundas inspiraciones que llenan los pulmones de aire y el alma de alivio. Me imagino que debe ser como renacer, al menos para mì lo serìa, me hubiera sentido sofocada, muerta, debajo de ese velo.
¿En nombre de qué Dios se puede quitar la libertad y el sentido de la vida a un ser humano?

Me pregunto qué pasarà ahora. Los talibanes y los terroristas anuncian nuevos atentados en occidente, amenazan con vengarse. Se habla de armas nucleares, ahora. Tendrìan la bomba atòmica. Estarìan dispuestos a usarla.
Imposible saber qué es verdad y qué es mentira. Pero me pregunto si difundir estas noticias no es casi hacerle el juego al terrorismo, después de todo de esta manera se transmite el terror a la gente, que no puede hacer nada para impedir que las cosas sucedan. Escuchamos, simplemente, estas "profecìas" de destrucciòn y catàstrofe, preguntàndonos si y cuando sucederàn. ¿No es también esto terrorismo?


Una de las ciudades enemigas, la màs grande, aquella en la cual estaba la sede del gobierno, ha caìdo.
No fue el ejército del reino, al menos no de modo directo, que conquistò la ciudad, sino los enemigos internos de ese gobierno que por años habìa sometido su pueblo a una tiranìa feroz, con prohibiciones absurdas que del otro lado del mundo parecen irreales.
En aquel mundo lejano miles de seres humanos se encuentran ante una situaciòn nueva, promesas de libertad, ilusiones de una vida mejor, pero en tanto, en su presente, existe solo la guerra, que continùa.


HAY UNA GUERRA ESCONDIDA

22 de noviembre 2001
Ya casi todo Afganistàn està en las manos de la Alianza del Norte.
Bin Laden, de todas maneras, aùn no ha sido encontrado. Tampoco el mullah Omar, el ex jefe del gobierno taliban.

Ahora la noticias son pocas, o mejor dicho, el tiempo que se dedica a la guerra es poco, ya que las noticias nunca fueron muchas, pero se hablaba continuamente del tema, todos los dìas habìa programas de televisiòn dedicados a la guerra… ahora es solo uno de los tantos temas de los cuales hablar, ya no es de actualidad, es parte de la cotidianeidad y por lo tanto no es màs noticia. Pronto todos nos olvidaremos o no le haremos màs caso a la guerra, mientras allà, lejos, muy lejos de nosotros y de nuestra civilizaciòn occidental, en algùn otro paìs que no sabemos todavìa cual serà, la gente seguirà muriendo, matando, defendiéndose y atacàndose.


LOS ROSTROS DE LA GUERRA

Hay una guerra
que sabemos
y una guerra
que no nos cuentan
que imaginamos.
Hay una guerra
declarada
televisiva,
y hay una guerra
escondida
que no vemos
que no nos llega.
Pero hay también
muchas otras guerras:
la del terror
la de los hospitales
la de los hambrientos
la de los diarios.
Està la guerra
de los sobrevivientes
al menos por hoy
quién sabe mañana.
Son muchos
los rostros de la guerra
en todos està la muerte
la muerte de unos
y la muerte de los otros.


El invierno, aquì, està ya en la puerta.
Los dìas se hicieron màs frìos, el aire tiene ese sabor gélido que sabe de limpio, de bueno, y a ràfagas trae el olor de los hogares encendidos. Nosotros también hemos encendido el hogar, y como siempre, me paro adelante y no me alejarìa màs, por lo agradable que es esa sensaciòn de calor que me recorre todo el cuerpo.
Es ya invierno, y la guerra debe ser molto màs dura en invierno.
Sigo pensando en la guerra casi como si fuera aquì, no la vivo como una cosa lejana, que sucede allà, entre las montañas color rosa de ese paìs del cual hasta hace poco tiempo se escuchaba hablar una vez cada tanto. Creo que, en cambio, la mayor parte de la gente aquì, en el Reino del Occidente, la viva asì, como una cosa grave, sì, terrible, sì, pero lejana, ajena, incluso después de que las tropas de algunos paìses, como Italia, partieron para tomar parte en ella. La guerra, de cualquier manera, sucede allà.
Yo no, no logro vivirla asì, me siento completamente dentro de esta guerra, no sé decir por qué, pero me siento involucrada.

Me siento hervir de la rabia cuando escucho declarar con toda tranquilidad las habituales motivaciones: "se hace la guerra para ganar la paz", "la paz tiene un precio, y ese precio es la guerra", … todas esas absoluciones que se dan quienes defienden este sistema y este modo de manejar las cosas, sì, absoluciones, porque no se aguantan declarar que simplemente ellos no consideran las vidas de seres humanos que se pierden, durante una guerra, sino los resultados posibles; si un objetivo se logra (y muy seguido, créanme, este objetivo logrado no es la paz, lamentablemente) a quien le importan las vidas perdidas, son solamente "un accidente del camino". Porque son éstas las cosas que en realidad tienen en mente aquellos que predican la guerra, y dado que han crecido con ciertos principios, morales, éticos, religiosos, que ya no gobiernan màs sus actos pero que estàn de todas maneras en algùn lugar de sus conciencias, entonces se absuelven con esas justificaciones, sino deberìan condenarse, y, sinceramente, no los veo haciéndolo.
¿Pero es posible que a nadie se le ocurra que con la décima parte del dinero que cuesta hacer una guerra, invertido antes de que las cosas lleguen al limite que segùn ellos obliga a la guerra, invertido, decìa, en promover la economìa de esos paìses en los cuales se desarrolla el terrorismo, de modo de producir bienestar, crear trabajo para todos que permita comer, y curarse, y vivir dignamente, a esos pueblos no les importarìa un cuerno del terrorismo, porque cuando se està bien y se trabaja y si logra dar de comer a los hijos no se piensa en hacerse explotar como una bomba humana o estrellarse con los aviones contra las torres de paìses lejanos?


LA GUERRA Y NOSOTROS

Como una enfermedad
una horrenda infecciòn
se propaga la guerra
se expande el terror
y somos espectadores,
inermes, sin voz
estamos todos excluìdos,
lo estàn también los muertos,
los de las bombas
y los de las torres.
A nadie le importa
si nosotros la queremos
esta enésima guerra
este nuevo drama.
Nadie nos pregunta
qué pensamos.
Estamos impotentes
delante de la guerra,
nos quedamos mirando
no hacemos nada
y la guerra sigue
y sigue el dolor
y el terror sigue
y sigue la muerte.

 

ESOS SON REALMENTE EXTRAÑOS

Luego de la caìda de Kabul, y de otras ciudades de Afganistàn, el entusiasmo inicial, que un poco nos habìa contagiado a todos, con respecto a las libertades recuperadas por el pueblo afgano y las esperanzas de una pronta vida democràtica, se esta redimensionando. Parece que los miembros de la Alianza del Norte no son tan "permisivos" como se creìa, y ademàs la gente todavìa tiene miedo de ejercitar su derechos. Todo un poco deprimente para los occidentales aficionados a los finales felices a los cuales nos ha acostumbrado Holywood.
Los gobiernos europeos, junto al estadounidense y a las distintas facciones polìticas afganas, discuten el futuro de esas personas, deciden cual y como deberà ser su gobierno, dibujan el futuro del Afganistàn.

En tanto, se empieza a hablar de cuales seràn los pròximos escenarios de la guerra. Parece que el paìs que reùne màs puntaje es Irak.


La verdad que los del Reino del Oriente son extraños. Realmente extraños.
Provocaron el derrumbe de las torres del castillo de Ricardo Corazòn de Leòn, una empresa nada simple, ya que los guardianes del castillo, se sabe, son increìblemente cuidadosos, y con sus avanzadìsimas tecnologìas, se sabe, nos tienen bajo control a todos, realmente a todos. Y sin embargo los del Reino del Oriente lo lograron, no se entiende como lo han hecho, como lograron engañar a todos los guardianes y a todos sus sistemas de seguridad, la cuestiòn es que se infiltraron y rasaron al suelo las torres.
Pero no es por esto que son extraños, esto es algo que no logramos entender, pero no quiere decir que sean extraños. Lo que los hace extraños es el hecho que, después de aver cumplido semejante empresa, no hayan hecho màs nada, quiero decir, esos tipos prepararon por años ese ataque, con una precisiòn impresionante, y con el coraje, o la locura, que de todos modos es necesaria para cometer un ataque suicida, ¿y no tenìan preparado un plan para el "post ataque"? ¿Qué se creìan? ¿Que Ricardo y sus caballeros se iban a quedar mirando como se levantaba el humo de sus torres sin reaccionar? Tienen que haber tenido en cuenta que la reacciòn iba a ser una guerra cruenta, sin piedad, no creo que sean tan estùpidos, realmente no lo creo, visto que lograron hacer lo que hicieron. Y entonces, ¿como es que ahora estàn buenitos buenitos, allà entre sus montañas, escondiéndose en las cavernas como animales asustados, cercados por una fuerza militar mil veces superior a la de su paìs, sin hacer ni siquiera uno de todos esos atentados que desde hace casi tres meses nos anuncian, aquì, en el Reino del Occidente, los diarios, la televisiòn, los gobiernos ?
La verdad que los del Reino del Oriente son extraños. Realmente extraños.

 

NO SOMOS NOSOTROS LOS QUE MORIMOS


13 de diciembre 2001

La situaciòn es cada vez peor.
En Afganistàn los bombardeos continùan, ha caìdo también Kandahar, la rocafuerte de los talibanes, pero aùn no han sido encontrados ni Bin Laden ni el mullah Omar.
El pròximo objetivo serà Somalia, parece. Dicen que allì hay importantes sedes y campos terroristas. Italia tendrà que participar en los ataques en Somalia, dicen. Después de tantos años de esfuerzos por borrar los recuerdos de los tiempos de la " colonia ", después de tantos años de amistad, ayudas, hermandad con Somalia, ahora Italia tiene que hacerle la guerra. Tremendo.

Lo que me me deja alelada es que cada vez que alguien se expresa publicamente en contra de la guerra, no a favor de Bin Laden, sino en contra de esta pràctica terrible que obliga a los seres humanos a matarse entre ellos, es automaticamente acusado de ser anti italiano por quienes representan oficialmente a Italia. Es absurdo, es simplemente una locura, ser considerados anti italianos por el hecho de rechazar la guerra como medio vàlido para resolver los problemas de la humanidad.
Cuando te va bien y no te acusan de estar en contra de la patria, te tratan de ingenuo. O sea, en este mundo y en esta civilizaciòn, pensar que tener permiso para matar, en nombre de ideales patéticos -como el de eliminar el terrorismo - sea un error, es una ingenuidad. Patético porque estoy convencida que la guerra, asì como la miseria, el hambre, los rencores que de ella derivan, pueden servir solamente para alimentar màs terrorismo.

Las cosas entre Israel y Palestina tampoco andan bien, mejor dicho, andan realmente mal. El espejismo de la paz ha praticamente desaparecido. Arafat, jefe del pueblo palestino, està casi destruìdo politicamente. Los atentados y las represalias se multiplican. Parecerìa que nadie puede detener todo esto. Y el resto del mundo se limita a mirar. Ningùn intervento, ni observadores internacionales, ni decisiones que podrìan parar la masacre.


NO SOMOS NOSOTROS

No somos nosotros
que morimos
ni somos nosotros
que matamos.
Nosotros estamos lejos
miramos la tv
escupimos sentencias
sacudimos opiniones
juzgamos
somo expertos
de guerra, de bombas
de tàcticas y estrategias,
pero dormimos
en nuestra cama caliente
desayunamos cada mañana,
un capuchino y una medialuna por favor.
Nosotros estamos reparados
de misiles y kalashnikov,
mandamos a los chicos a la escuela
alimentados y abrigados
con zapatos nuevos
y sonrisas serenas.
No somos nosotros
que hacemos la guerra
no somos nosotros que la sufrimos.

 

TODOS "ENGLOBADOS" POR LA GLOBALIZACION


20 de diciembre 2001

Hoy es mi cumpleaños.
Quizàs por primera vez, no lo vivo con alegrìa. Al malestar ya habitual que me provoca esta guerra absurda, hoy se agrega la angustia por las noticias que llegan desde mi tierra natal, la Argentina: saqueos, revueltas en las calles, el gobierno ha bloqueado los depòsitos bancarios y la gente no puede retirar sus ahorros, muchos tienen hambre, todos estàn cansados…las medidas econòmicas que obligan al pueblo a la pobreza han sido tomadas en el intento de pagar una cuota, una sola, de la deuda externa del paìs, esa enorme deuda que la Argentina tiene con el Fondo Monetario Internacional.
Aunque todo esto parecerìa no tener nada que ver con el tema de estas pàginas, en realidad no es asì, porque las razones de los conflictos en Argentina son las mismas que estàn en el origen del terrorismo que se trata de combatir y eliminar con esta guerra. Con esto no estoy avalando el terrorismo, no estoy diciendo que es justo que exista, estoy diciendo que es en la injusticia social a nivel mundial donde se debe buscar la causa de estos fenòmenos, estoy diciendo que mientras existan los abismos enormes que hoy separan a los paìses ricos de aquellos llamados pobres, mientras los paìses ricos sigan extrangulando con préstamos a nivel de usura a aquellos paìses que no tienen modo de pagar sino con el hambre de sus propios pueblos, no serà posible eliminar el odio, el descontento, el terrorismo.
Estoy diciendo que el mundo como lo conocemos ahora, que la organizaciòn del mundo que conocemos hoy, tiene que terminar, tiene que dar un vuelco dràstico, tiene que recomenzar desde el principio, si no queremos que una vez que hayan sido eliminados los paìses màs pobres del mundo les toque el turno a los paìses màs pobres de aquellos que quedan, y después a los paìses màs pobres de los que quedan, y asì hasta que un dìa nos tocarà a nosotros. Todos "englobados" por la globalizaciòn.



SE SIGUE BUSCANDO A UN HOMBRE

21 de diciembre 2001

En Afganistàn todavìa se busca a Bin Laden.
En un paìs destruìdo, anulado, se sigue buscando a un hombre.
Ya nadie cree que lo encontraràn.
Pero, por otro lado, si lo encontraran ¿qué se resolverìa? ¿Realmente alguien puede pensar que una vez eliminado Bin Laden no habrà màs terrorismo? ¿Es posible que el terrorismo esista solo por la voluntad de un ùnico hombre?
Yo no lo creo, y algo me dice que no lo creen tampoco ellos. El terrorismo es un fenòmeno demasiado complejo, en el cual hay demasiados intereses, para creer que baste con eliminar una persona y su organizaciòn para hacerlo desaparecer. El terrorismo es una idea, una mala, una desgraciada idea, pero es una idea, y no es tan fàcil cancelar una idea.


TODAVIA

No terminò,
la guerra continùa
y también el hambre,
la muerte,
el desastre.
No terminò,
todavìa,
el odio
debe aùn existir,
la muerte
debe aùn reinar,
hasta tanto
los señores de la guerra,
los señores del mundo,
nos digan basta,
no odien màs,
amaos los unos a los otros.

 

O ACEPTAS LAS REGLAS DEL JUEGO, O ESTAS AFUERA.


2 de enero 2002

Cada vez llegan menos informaciones.


El Tercer Milenio: este tercer milenio sobre el cual tanto se habìa fantaseado, en el cual se pensaba que la humanidad habrìa alcanzado una madurez tal que no nocesitarìa màs hacer guerras, ni sufrir el hambre, la miseria, el no respeto de los derechos fundamentales del hombre.
Y en cambio, estamos sumergidos en una nueva cruzada, quizàs màs terrible de las del pasado. El Nuevo Medioevo tiene armas màs sofisticadas, y no se trata solo de tecnologia, sino también, y sobre todo, de los mecanismos de manipulaciòn psicologica que se ponen en juego, a través de los medios que difunden las "informaciones", presuntas verdades que todos debemos aceptar sin posibilidad de discusiòn, o de duda, o de opiniòn.
Hoy los medios son "radiadores" de noticias prefabricadas, que parten todas de una ùnica fuente.
La posibilidad de comparar las informaciones no existe màs. O aceptàs las reglas del juego o estàs afuera. De todo.


TERCER MILENIO

No era éste
el tercer milenio
que nos habìan prometido.
No era éste el futuro
escrito en los libros.
Nos mintieron
nos engañaron
existe aùn el hambre
existe la guerra
existen aùn los pocos
que oprimen a tantos.
Es todo como antes,
es solo màs falso.



COMBATIR CONTRA UN ENEMIGO INEXISTENTE

7 de enero 2002

A decir verdad, estoy un poco cansada de contar mis sensaciones y mis pensamientos sobre esta guerra que cada vez màs considero absurda, sin sentido, … e inùtil.
A decir verdad, cada vez soy màs escéptica con respecto a las noticias que nos llegan. No sé màs en qué cosa creer ni a quien creer.
En los noticieros la guerra pasò a un segundo plano, y a veces a un tercero o a un cuarto. Los tan anunciados, y temidos, y previstos atentados al Occidente no se han verificado, parece casi una guerra unilateral, casi como combatir contra un enemigo inexistente.
Todos aquellos que veìan ya al mundo islàmico arrojarse contra nuestro evolucionado, culto, civilizado y superior mundo Occidental, en una cruenta guerra "todos contra todos", y empezaban a frotarse las manos imaginando a todos los musulmanes presentes en nuestros paìses europeos echados sin piedad porque son todos terroristas que complotan contra nuestras sanas y perfectas sociedades, estaràn bastante desilusionados.
Por el momento los musulmanes no nos estàn atacando, no invaden el Occidente, ni pretenden hacernos usar el burka, o hacernos crecer las barbas, o impedirnos ver la televisiòn, escuchar la radio, bailar o cantar.
Por suerte no ha estallado una guerra bacteriològica, ni han sido usadas armas nucleares o quìmicas.
A este punto, a uno le viene la idea que hemos sido vìctimas de un alarmismo excesivo, que tal vez le estaba comodo a alguien pensar en la posibilidad de una terribile tercera guerra mundial, en la cual todos estarìamos involucrados, mientras en realidad se està combatiendo una guerra en la cual, después de tres meses, muriò el primer militar estadounidense (o al menos asì dicen) mientras de la otra parte han muerto muchìsimas personas, militares y civiles (siempre por error, que quede claro), no sabemos cuantas, en la guerra tecnologica este parece ser un dato imposible de conocer.
A decir verdad, toda esta historia me està dando demasiado asco. No sé si seguiré contando lo que siento y pienso al respecto. No sé tampoco para qué podrìa servir.


DECIR BASTA

¿Y si en cambio
"basta"
lo dijéramos nosotros?
Todos nosotros que no contamos
todos nosotros sin voz
nosotros que no opinamos
que no tenemos rostro
ni tenemos poderes,
pero en cambio
somo tantos
somos millones
billones
y juntando
nuestras pequeñas fuerzas
podremos convertirnos
en el trueno, el mar,
el terremoto,
y gritando "basta!"
parar a los señores
del planeta,
gritando solamente,
hacer un ruido tan grande
que haga entender
que tenemos voz
que tenemos rostro
que opinamos
que contamos
que somos potentes
y que el mundo
también es nuestro.

¿Es un sueño ?
¿Una utopìa ?
¿Un modo màs
de calmar la angustia
que nos provoca la vida?
No importa,
prefiero esto
antes que la infinita sensaciòn
de impotencia y tristeza
que me produce este silencio
esta aceptaciòn
este resignarnos
a sus decisiones,
a su poder
de vida y de muerte.
Prefiero el sueño
la utopia
prefiero creer
que algo puede cambiar
solo porque lo quiero,
fuertemente,
intensamente;
de otra manera
no es ésta la vida,
sino la muerte.

 

YO NO CONTESTO MAS

8 de enero 2002

Desde hace unos dìas crece la tensiòn en la regiòn del Kashmir, que hace años se contienden el Pakistàn y la India.
Continùa la guerra en Afganistàn.
Entre Israel y Palestina hay una aparente calma.
Alguien habla de atacar Irak.
De Somalia no se hablò màs.
Trato de entender cuales seràn los nuevos escenarios.
Trato de entender quien serà el nuevo enemigo. Trato de entender a quien tendrìa que odiar de ahora en adelante.

Mientras tanto sigo desde lejos los acontecimientos de la Argentina. Después de una segunda fase de revueltas, protestas y renuncias en masa del gobierno que acababa de sustituir al gobierno elegido democraticamente hace dos años, un nuevo gobierno toma medidas econòmicas que llevan a una devaluaciòn del 40% de la moneda nacional. En pocas palabras, màs miseria, màs desocupaciòn, màs hambre. Y asì, quizàs muchos paìses del Sur del mundo estaràn preparando una fiesta de bienvenida para la Argentina en la categoria de los paìses " Sin Posibilidad de Desarrollo ".
El dolor es grande, pero es màs grande la rabia.
A todos los que me conocen y, sabiendo que nacì en Argentina, me preguntan qué està pasando allà, como es posible que un paìs tan rico, tan grande, con tantos recursos se encuentre en esta situaciòn, y me preguntan de quien es la culpa, si es de este gobierno, o del de antes, o de la oposiciòn, o de vaya a saber quién, yo no contesto màs. Siento un gran cansancio ante la idea de explicar que el destino de mi paìs, como los destinos de todos los paìses sudamericanos, no està en las manos de sus pueblos, siento un gran tedio ante la idea de explicar una vez màs que son intereses transnacionales los que determinan que esos paìses se encuentren en tal situaciòn, que los gobiernos argentinos, brasileros, bolivianos, chilenos y todos los demàs, no estàn màs en condiciones de decidir nada, ni tienen verdaderamente la posibilidad de intervenir en las economìas de su paìses, porque estas economìas son manejadas y maniobradas segùn las necesidades y los intereses de organizaciones econòmicas internacionales como el FMI, responsable de alimentar los crìmenes de las empresas multinacionales y de promover la globalizaciòn de los capitales.
Yo no contesto màs. Estoy cansada de decir estas cosas a quien piensa, en cambio, que la crisis argentina, como la de todos los paìses del tercer mundo, se debe a que sus habitantes no quieren trabajar, como hizo hace cincuenta años Europa para reconstruirse después de la segunda guerra mundial … con el dinero del Plan Marshall, préstamo sin devoluciòn concedido por los Estados Unidos (¡y pagado con la miseria, la pobreza, el hambre, la desocupaciòn, el freno del desarrollo industrial y tecnologico de los paìses sudamericanos!).

 

HAY QUIEN PIENSA POR NOSOTROS


19 de enero 2002

Estoy cada vez màs convencida. No tiene ningùn sentido seguir adelante. Me es cada vez màs difìcil seguir las noticias que llegan desde Afganistàn. Todo se ha vuelto gradualmente demasiado confuso ante mis ojos, no sé si es solo una impresiòn mìa o si es asì para todos, pero no logro màs analizar las informaciones que recibo. Y sobre todo tengo cada vez màs dudas sobre el hecho de que pueda servir para algo hacerlo. Después de todo, si a nosotros, pobres mortales, no nos es permitido opinar o decir la nuestra al respecto, ¿por qué tendrìamos que preocuparnos por tratar de entender algo?


Ha sido individualizado un nuevo hechicero de mandar a la hoguera. Canta, y cuando canta dice cosas que a muchos no les gustan. Canta, el hechicero, y cuando canta cuenta historias de este mundo, cuenta historias de paìses pobres, cuyos habitantes no tienen qué comer porque tienen que pagar los préstamos que los paìses ricos les han hecho para hacerlos todavìa màs pobres. Canta y cuenta que las guerras son feas, que no ayudan a nadie, que serìa mejor que no existieran y todos pudiéramos vivir dignamente y en paz. Canta, y hay quien lo escucha. A muchos esto no les gusta. De un modo u otro, va a terminar en la hoguera. Estoy segura. Tal vez no cantarà màs, o lo que es peor, seguirà cantando sin que nadie lo escuche. Sea como sea, espero solamente que no cambie canciòn.

Hemos entrado en el segundo año de este siglo XXI.
Es un inverno duro, el màs frìo de los ùltimos veinte años.
El Reino sigue llevando adelante su lucha contra el enemigo. No siempre nos es claro cual es este enemigo, pero esto no debe preocupar a los habitantes del Reino, hay alguien que piensa por nosotros, que nos protege, que nos indica cada vez a quien y cuando tenemos que odiar.
El mundo està dividido en dos: Los que Estàn con el Reino y Todos Los Demàs. Para Todos los Demàs, el futuro va a ser duro. Quizàs no resistiràn, quizàs lentamente tendràn que rendirse y entrar a formar parte del Reino, abbandonando su propias culturas, las tradiciones, los valores que por siglos han constituìdo los cimientos de sus sociedades. En cambio de todo eso, tendràn la protecciòn, los créditos de los bancos del Reino, los fast-food, Halloween, y el Dia de Acciòn de Gracias.
Pero si alguno resistirà, va a ser interesante.
Me gustarìa estar, ese dìa.


LA FUGA

Dale, venì,
arrancame una sonrisa,
inventame un juego
para jugar juntos.
Dale, venì,
vamos a escribir
en las paredes viejas
de las ciudades apagadas
las poesìas màs bellas,
los sueños màs grandes,
las palabras màs dulces
del mundo y sus alrededores.
Dale, venì,
contame una historia
que me haga llorar
y después reìr,
y riamos juntos,
cada vez màs fuerte,
que nos sientan todos,
y piensen : " locos !
dos pobres locos ! "
y nosotros riendo
y desplegando las alas
y escapando, lejos.
Dale, venì,
hoy estoy triste
necesito tu ayuda,
para no pensar,
para olvidar,
che allà en los montes
alguien muere,
otro dispara,
un niño tiene hambre,
una madre llora.
Dale, venì,
hoy, te ruego,
haceme soñar.


2 de enero 2003

Casi un año después de haber decidido no escribir màs sobre este tema, no puedo resistir la tentaciòn de expresar mis sensaciones y opiniones sobre las ùltimas novedades de la " Guerra contra il terrorismo ".
Empecé a escribir estas pàginas, después del atentado a las torres gemelas, porque sentìa en algùn modo que estaba comenzando algo mucho màs grande de lo que podìamos imaginar y tenìa necesidad de externar todo lo que estos acontecimientos provocaban en mì.
Hoy, lamentablemente, la realidad me confirma aquella sensaciòn. Ya es un hecho que habrà un ataque a Irak. Una guerra anunciada, publicitada, justificada y motivada hasta el infinito.
Parece que nadie, salvo Bush, la quiera, pero "esta guerra se ha de hacer". (N. del T.: referencia a la frase famosa de un clàsico de la literatura italiana, "I promessi sposi": "questo matrimonio s'ha da far")

Hace meses que nadie habla màs de Bin Laden, aquél a quien habìa que encontrar y castigar a toda costa. ¿Donde fue a parar ? ¿Por qué no es màs importante encontrarlo ? ¿Bin Laden = Saddam Hussein? ¿Basta que haya alguien a quien atacar y culpar, o sea que tanto vale uno como el otro?

No logro entender por cual motivo es tan peligroso que Irak (u otros paìses) posean armas quìmicas, bacteriològicas y atòmicas, y no sea peligroso que las posean los Estados Unidos. ¿Las norteamericanas son de mala calidad y no hacen mal?
Yo estoy de acuerdo, Saddam Hussein es un tirano que somete a su pueblo y lo reprime de manera absolutamente inaceptable segùn nuestras ideas de libertad, democracia y justicia, y es también un individuo peligroso con poder. Lo que no me està claro es porque no se pueden utilizar los métodos tan probados y "puestos a punto" en el pasado con los cuales el Gran Paìs del Norte hacìa caer gobiernos, provocaba golpes de estado y "suicidios" de gobernantes. No es que yo esté de acuerdo con ningùn tipo de injerencia de un paìs en la polìtica de otro, pero como alternativa a la guerra lo prefiero.
Hay otra cosa que no entiendo: ¿por qué es tan importante eliminar al dictador Saddam Hussein y no lo es eliminar a tantos otros dictadores de paìses que no poseen petròleo?
En definitiva, nos encontramos de nuevo a un paso de un conflicto armado que una vez màs nos involucrarà a todos y estamos tan acostumbrados que ni siquiera hablamos del asunto, solo la televisiòn se ocupa de esta guerra. Es terribile, pero para nosotros, simples ciudadanos, la cosa no es màs noticia.
Tal vez es justamente ésta la ùnica cosa que podemos hacer: negar nuestro consenso, nuestra participaciòn; no involucrarnos, no tomar partido, ser ajenos a los acontecimientos.
Lo sé, es difìcil cuando a través de los medios de informaciòn nos taladran el cerebro con slogans e imàgenes y el alma con dolor y violencia. Pero no creo que haya otro camino, ya no.
Creo que seremos cada vez màs ajenos a los "heroicos" hechos de la historia de nuestro tiempo, y quizàs sea mejor asì.

¿Serà Irak, entonces, la segunda fase de LA ULTIMA CRUZADA? Parece que sì.


EPILOGO

Marzo 2003

La guerra en Irak ha comenzado. Es sangrienta y difìcil. Serà màs larga de lo previsto, dicen.
No hubo una resoluciòn ONU que declarara legìtimo este ataque, pero las fuerzas norteamericanas y britànicas atacaron lo mismo. De este modo, la ONU perdiò autoridad.
Europa se dividiò: una parte està a favor de la guerra, la otra en contra.
Pero yo me habìa equivocado con respecto a nuestro rol. No es verdad que la ùnica cosa que podemos hacer es mantenernos ajenos a los hechos. No es verdad que tenemos que ser indiferentes para demostrar que no estamos de acuerdo con la guerra.
Cientos de manifestaciones recorren, cotidianamente, el territorio europeo y el mundo. Marchas por la Paz, asì, con la "P" mayùscula.
Marchas que luego se trata de instrumentar, de un lado y del otro, para reforzar esta o aquella posiciòn, pero en esas marchas estamos nosotros, yo, vos, la gente comùn, que queremos solamente repudiar este enésimo ataque a la dignidad humana, a nuestra inteligencia, a nuestra vida.
Y no es insignificante el papel que estas manifestaciones han tenido en la decisiòn de muchos paìses europeos de no dar su consentimiento a esta guerra. Estoy convencida.
Estoy convencida de que la voz de millones de personas no podìa no ser escuchada. Y respetada.
Esta es, tal vez, la luz de una pequeñìsima candela en la profunda oscuridad que nos ha embestido a todos, pero es de todos modos una luz.

Patricia Vena ©